Categorías
Sin categoría

Cómo calcular el consumo de los electrodomésticos y cuáles son los que más consumen

Los electrodomésticos son pilares fundamentales en nuestras vidas cotidianas, facilitándonos tareas domésticas y simplificando nuestras rutinas. Sin embargo, su impacto en nuestras facturas de electricidad es muy significativo debido a su importante consumo. En este artículo, nos adentraremos en el mundo del consumo energético de los electrodomésticos, proporcionando información sobre cómo calcularlo y entender su influencia en nuestras finanzas domésticas. Además, proporcionaremos consejos prácticos para optimizar su uso y reducir la factura de electricidad.

Cómo calcular el consumo de energía de tus electrodomésticos

Cálculo del consumo diario

Calcular el consumo energético de un electrodoméstico puede resultar muy útil. La mayoría de estos aparatos cuentan con etiquetas de eficiencia energética, las cuales ofrecen datos sobre su consumo en kilovatios-hora (kWh) por año. Sin embargo, también es posible calcularlo manualmente, multiplicando la potencia del electrodoméstico en vatios por el número de horas que se utiliza al día y dividiendo el resultado por 1000 para obtener los kWh consumidos.

Consumo diario (kWh) = Potencia nominal (kW) x Tiempo de uso diario (h)

Cálculo del consumo mensual

Si deseas conocer el consumo mensual de energía de un electrodoméstico, simplemente multiplica el consumo diario obtenido anteriormente por el número de días en un mes.

Consumo mensual (kWh) = Consumo diario (kWh) x Número de días en un mes

Teniendo estos cálculos claros, es importante saber que algunos electrodomésticos son notoriamente conocidos por su elevado consumo energético. Las secadoras de ropa, por ejemplo, son grandes consumidoras de energía, así como los calentadores de agua, los aires acondicionados y los frigoríficos de gran tamaño. Identificar estos aparatos, comprender su consumo y optimizar su uso puede marcar una gran diferencia en nuestras facturas de electricidad. Pequeños cambios en nuestras rutinas, como por ejemplo utilizar la lavadora con agua fría, mantener los filtros de los aires acondicionados limpios o desconectar los dispositivos en modo stand-by, pueden contribuir significativamente a reducir el consumo de energía.

Electrodomésticos con alto consumo de energía

Aire acondicionado

El aire acondicionado, si bien ofrece un alivio refrescante en climas cálidos, es conocido por su notable consumo energético. Este dispositivo puede representar una porción significativa de la factura eléctrica debido a su demanda continua de energía. Los aires acondicionados más antiguos tienden a consumir más, mientras que los modelos modernos están diseñados con tecnologías más eficientes, como compresores variables y sistemas de clasificación energética mejorados.

Un aire acondicionado típico, por ejemplo, de unas 2.500 frigorías (equivalente a 2.5 kW de capacidad de refrigeración), podría consumir alrededor de 0.6 a 1.2 kWh por hora de funcionamiento, en función de su eficiencia energética y la temperatura exterior.

Si se usa durante un promedio de 6 horas al día durante la temporada de verano, que generalmente abarca unos 3 meses, el consumo mensual podría oscilar entre 100 y 200 kWh para un solo aparato. Sin embargo, estos valores son aproximados y pueden variar significativamente dependiendo de las condiciones específicas de uso y del modelo del aire acondicionado.

Para reducir su impacto, es crucial mantener el equipo adecuadamente: limpiar regularmente los filtros, sellar fugas en ventanas y puertas, y programar temperaturas moderadas. Además, ajustar el termostato a niveles cómodos en lugar de extremos puede disminuir significativamente el consumo. Considerar el uso de ventiladores o persianas para reducir la carga de trabajo del aire acondicionado también puede contribuir a un menor consumo energético, equilibrando comodidad y eficiencia. Otras opciones también serían utilizar el modo de ahorro de energía o el temporizador para limitar su funcionamiento cuando no sea necesario o mantener las puertas y ventanas cerradas para evitar la entrada de aire caliente y maximizar la eficiencia del aire acondicionado.

Secadora y lavadora de ropa

Las secadoras y lavadoras son pilares en la vida moderna, pero suelen ser grandes consumidores de energía en el hogar. Las secadoras, en particular, representan un consumo significativo debido a su necesidad de calor constante. Optar por secar la ropa al aire libre o utilizar la función de centrifugado en la lavadora puede reducir la carga de la secadora, disminuyendo así el consumo energético.

En promedio, una secadora eléctrica de carga estándar puede consumir alrededor de 2,5 a 5 kWh por ciclo. Esto puede traducirse en un consumo anual de aproximadamente 300 a 700 kWh, basado en un uso típico de varias cargas por semana. Las secadoras con clasificaciones de eficiencia energética más altas (etiquetadas como A+++ o similar) consumirán menos energía.

Por otro lado, las lavadoras varían en consumo dependiendo del modelo y la eficiencia. Las máquinas más nuevas suelen tener etiquetas de eficiencia energética que indican su consumo en kWh por ciclo. Emplear programas de lavado en frío y llenar la máquina al máximo sin sobrecargarla puede ayudar a maximizar la eficiencia y minimizar el consumo

Frigorífico

El frigorífico, en funcionamiento las 24 horas del día, es uno de los principales consumidores de energía en el hogar. Mantener el frigorífico en óptimas condiciones, con sellos herméticos y una temperatura adecuada, es crucial para reducir su gasto energético. Además, descongelar regularmente el congelador y mantener ordenados los alimentos para facilitar la circulación del aire pueden optimizar su eficiencia energética. Considerar la adquisición de modelos con clasificaciones de eficiencia energética más altas puede resultar en un ahorro significativo a largo plazo, convirtiendo al frigorífico en una inversión más amigable con el medio ambiente y el bolsillo.

El consumo energético medio de un frigorífico puede variar ampliamente según varios factores, como la capacidad, la eficiencia energética y la antigüedad del aparato. En general, los frigoríficos modernos y eficientes tienden a consumir menos energía que los modelos más antiguos.

Un frigorífico estándar de tamaño mediano, con una capacidad de alrededor de 500 litros, y con una clasificación de eficiencia energética promedio, podría consumir entre 300 y 600 kWh al año.

Televisor

Los televisores, especialmente los modelos más grandes con pantallas de alta definición pueden consumir más energía de lo que se cree. Los modelos LED y OLED, más modernos, suelen ser más eficientes, consumiendo menos energía que los antiguos plasma o LCD. En promedio, un televisor de tamaño mediano puede consumir entre 50 y 250 watts por hora, pero esta cifra varía según el brillo, los ajustes y el uso.

La activación de modos de ahorro de energía y apagar el televisor cuando no está en uso son prácticas esenciales para reducir su consumo. Además, considerar la compra de televisores con etiquetas de eficiencia energética más altas puede marcar la diferencia en la factura eléctrica a largo plazo, minimizando el impacto ambiental y los costos de energía. Con pequeñas acciones, podemos disfrutar de nuestros programas favoritos de manera más sostenible.

Horno eléctrico

El horno eléctrico es otro electrodoméstico que puede consumir mucha energía, especialmente cuando se cocina a altas temperaturas durante períodos prolongados. En términos generales, un horno eléctrico estándar, utilizado con moderación y eficiencia, puede consumir alrededor de 1,5 a 2,5 kilovatios-hora (kWh) por día en un hogar promedio. Si consideramos este rango de consumo diario y lo multiplicamos por los 365 días del año, el consumo anual estimado puede situarse entre 550 a 900 kWh por año. Sin embargo, esta cifra puede variar significativamente dependiendo del tiempo de uso, la potencia del horno y la eficiencia energética del modelo.

El consumo real depende de varios factores, como la temperatura a la que se utiliza, el tiempo de cocción y la eficiencia del horno. Los modelos más nuevos suelen tener características de eficiencia energética, como sistemas de convección o aislamiento mejorado, que pueden reducir el consumo en comparación con modelos más antiguos.

Aprovechar al máximo el horno, cocinando varios platos a la vez y evitando abrir la puerta innecesariamente, puede optimizar su eficiencia. Asimismo, buscar modelos con etiquetas de eficiencia energética puede ayudar a encontrar opciones más amigables con el consumo eléctrico y el medio ambiente.

Electrodomésticos y paneles solares

Los paneles solares, al convertir la luz solar en electricidad, proveen una fuente renovable y limpia de energía para el hogar. Esta energía puede alimentar electrodomésticos como secadoras, frigoríficos o incluso sistemas de calefacción.

La clave radica en sincronizar el uso de estos aparatos con la generación de energía solar. Aprovechar al máximo la energía producida durante las horas de mayor exposición solar puede optimizar la eficiencia y reducir la dependencia de la red eléctrica convencional. Además, los avances tecnológicos han facilitado la incorporación de sistemas inteligentes en los hogares, permitiendo programar el funcionamiento de los electrodomésticos para que coincida con los periodos de mayor producción solar.

La combinación de paneles solares con electrodomésticos eficientes crea una sinergia notable. Los electrodomésticos con etiquetas de eficiencia energética alta consumen menos electricidad, maximizando así el aprovechamiento de la energía solar generada. Esta simbiosis no sólo reduce la factura eléctrica a largo plazo, sino que también contribuye significativamente a la reducción de la huella de carbono del hogar, promoviendo un estilo de vida más sostenible.

Conclusiones

Calcular el consumo de energía de tus electrodomésticos y tomar medidas para reducir su consumo puede tener un impacto significativo en tus facturas de electricidad y en el medio ambiente. Al conocer los electrodomésticos de alto consumo y optimizar su uso, puedes ahorrar energía y reducir costes. Con pequeños ajustes en nuestros hábitos diarios, podemos ahorrar energía y recursos, beneficiando tanto a nuestra economía como al planeta. 

Además, si instalas paneles solares en tu vivienda, puedes aprovechar las horas de producción solar para conectar los electrodomésticos y beneficiarte de la electricidad gratuita.

Desde SolarYou te asesoramos en todo momento para dimensionar la instalación de paneles solares que mejor se ajuste al consumo energético de tu vivienda y poder conseguir una factura 0.

Categorías
Sin categoría

Cómo se reducen las emisiones de CO2 gracias a los paneles solares

Los paneles solares representan un avance tecnológico con capacidad para transformar la luz solar en electricidad, un proceso con implicaciones para el medio ambiente y la sostenibilidad. Su funcionamiento se basa en unas células fotovoltaicas compuestas principalmente de silicio, que capturan la energía de los fotones de luz solar y la convierten en corriente eléctrica mediante el efecto fotoeléctrico.

Este proceso de conversión de luz solar en electricidad no emite gases de efecto invernadero como el CO2, lo que lo convierte en una solución ideal para reducir nuestra huella de carbono y mitigar el calentamiento global. Además, el uso de paneles solares nos permite reducir nuestra dependencia de fuentes de energía no renovables, como los combustibles fósiles, contribuyendo así a la independencia energética y a la diversificación de nuestras fuentes de energía.

Los beneficios de los paneles solares van más allá de la reducción de emisiones y la independencia energética. Al instalarlos, no solo estamos generando nuestra propia electricidad, sino que también estamos contribuyendo al desarrollo de una red energética más descentralizada y resistente. Además, desde un punto de vista económico, la instalación de paneles solares representa un ahorro significativo en facturas de electricidad a largo plazo.

En este blog vamos a profundizar sobre este tema y analizaremos qué beneficios nos pueden aportar individualmente y como sociedad.

Las emisiones de CO2 y su impacto en el cambio climático

El CO2, proveniente mayormente de la quema de combustibles fósiles, es un actor principal en el cambio climático por su papel en el efecto invernadero. Cuando quemamos estos combustibles para obtener energía, liberamos dióxido de carbono a la atmósfera. Este CO2 atrapa una parte de la radiación solar que normalmente se reflejaría de vuelta al espacio, actuando como una manta que retiene el calor en la atmósfera terrestre. Este fenómeno se conoce como el efecto invernadero.

El resultado directo es el calentamiento global: temperaturas más altas en la superficie terrestre, cambios climáticos drásticos, fenómenos climáticos extremos como sequías prolongadas, etc. El CO2, una vez liberado, permanece en la atmósfera durante siglos, acumulándose y contribuyendo constantemente al efecto invernadero.

Paneles solares: una solución para reducir las emisiones de CO2

Generación de electricidad limpia y renovable

Reducir las emisiones de CO2 es importante para frenar el calentamiento global y minimizar sus impactos. Los paneles solares, a través de la energía solar fotovoltaica, contribuyen en la generación de electricidad limpia y sostenible. Funcionan aprovechando el efecto fotoeléctrico, un proceso en el que las células fotovoltaicas presentes en los paneles convierten la luz solar directamente en electricidad. Este proceso es completamente diferente a la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles. Mientras que la quema de carbón, petróleo o gas natural libera enormes cantidades de dióxido de carbono y otros gases, los paneles solares no emiten gases de efecto invernadero ni partículas contaminantes durante su funcionamiento.

Las células fotovoltaicas, comúnmente compuestas de silicio, capturan la radiación solar y generan un flujo constante de corriente eléctrica. Este proceso ocurre de manera silenciosa y sin partes móviles, lo que significa que la generación de energía solar es una forma limpia y de bajo mantenimiento para producir electricidad.

Además de ser una fuente de energía renovable, los paneles solares ofrecen beneficios adicionales. Al instalarlos en techos o terrenos disponibles, se puede aprovechar el espacio sin interferir significativamente con el entorno, y gracias a su modularidad se puede escalar fácilmente para satisfacer las necesidades energéticas de cualquier escala, desde hogares individuales hasta grandes instalaciones industriales.

Ciclo de vida y huella de carbono de los paneles solares

Los paneles solares han evolucionado significativamente en términos de sostenibilidad a lo largo de su ciclo de vida. Aunque su producción inicial implica ciertos impactos ambientales, su huella de carbono total es notablemente inferior a la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles.

El proceso de fabricación de paneles solares, aunque implica la extracción y procesamiento de materiales como el silicio, el aluminio y otros componentes, ha experimentado avances significativos. La implementación de tecnologías más eficientes y la adopción de prácticas sostenibles en la producción han permitido reducir considerablemente la energía y los recursos necesarios para fabricarlos.

Además, el tiempo de vida útil de los paneles solares es prolongado, lo que significa que, una vez instalados, pueden generar electricidad de manera limpia y sostenible durante décadas sin emisiones adicionales. Esto hace que su relación de emisiones de CO2 por unidad de electricidad generada sea significativamente menor en comparación con la quema continua de combustibles fósiles.

El panorama futuro es aún más alentador, ya que la investigación y el desarrollo continúan enfocándose en hacer que la fabricación de paneles solares sea aún más sostenible. La implementación de métodos de reciclaje y reutilización para los materiales utilizados en la producción de paneles solares también está en constante evolución, lo que contribuye a reducir su impacto ambiental incluso después de su vida útil.

Beneficios adicionales de los paneles solares

Reducción de la dependencia de los combustibles fósiles

La adopción masiva de paneles solares conlleva una disminución significativa de la dependencia de la sociedad actual en los combustibles fósiles para generar electricidad, aumentando la diversificación de nuestras fuentes de energía.

Contribución a la independencia energética

La instalación de paneles solares en viviendas, negocios e instituciones puede resultar en una cobertura parcial o incluso total de las necesidades energéticas de esos lugares. Esto significa que, durante el día o en condiciones de luz solar adecuada, la electricidad requerida puede ser generada localmente, sin necesidad de recurrir a la red eléctrica convencional. En algunos casos, el exceso de energía generada por los paneles solares puede ser almacenado en baterías o incluso devuelto a la red eléctrica, contribuyendo a la resiliencia y estabilidad del sistema eléctrico.

Esto se conoce como generación eléctrica distribuida, donde la electricidad se produce cerca de su lugar de consumo. Esta descentralización de la generación reduce la vulnerabilidad de la red eléctrica centralizada ante desastres naturales, fallas en la infraestructura o ciberataques. Incluso en caso de interrupciones en la red eléctrica, los sistemas solares pueden seguir generando electricidad para abastecer las necesidades locales.

Promoción de la innovación y el desarrollo tecnológico

La creciente demanda de paneles solares impulsa la innovación y el desarrollo tecnológico en el campo de las energías renovables. Esto abre nuevas oportunidades de empleo, impulsa la investigación y el avance de la tecnología solar, y contribuye a la transición hacia una economía más sostenible y baja en carbono. Además, los continuos avances tecnológicos en el sector, permiten abaratar los costes de producción de los paneles solares, facilitando así el acceso a cada vez una parte más importante de la sociedad.

Conclusiones:

En resumen, la energía solar fotovoltaica proveniente de los paneles solares es una solución sostenible y respetable con el medio ambiente para satisfacer nuestras demandas energéticas. Su capacidad para generar electricidad de manera limpia, sin emisiones de CO2 ni otros contaminantes, la convierte en un pilar fundamental en la transición hacia un futuro más verde y consciente de la importancia de cuidar nuestro planeta.

Además, ofrecen beneficios adicionales, como la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles, la promoción de la resiliencia energética y la innovación tecnológica. La adopción masiva de paneles solares es fundamental para alcanzar un futuro más limpio y sostenible para nuestro planeta.

En SolarYou nos encargamos de que este paso la energía limpia sea la mejor opción par ti, solo teniéndote que preocupar por disfrutar de la energía limpia que ha generado tu hogar, haciéndote ahorrar.

Categorías
Sin categoría

10 curiosidades de los paneles solares

Los paneles solares son una fuente de energía renovable cada vez más adoptada en todo el mundo. Además de su función principal de convertir la luz solar en electricidad, existen muchas curiosidades interesantes sobre esta tecnología. A continuación, compartimos 10 datos interesantes acerca de los paneles solares que probablemente no sabías.

Contribución de Albert Einstein a la energía solar

Albert Einstein, ganador del Premio Nobel de Física en 1921, contribuyó indirectamente al entendimiento científico detrás de la energía solar a través de su trabajo en la teoría de la relatividad y la comprensión de la naturaleza de la luz. Einstein propuso la idea de que la luz está compuesta por partículas llamadas fotones, que sentó las bases para comprender cómo los fotones interactúan con los materiales para liberar electrones, un principio esencial en la conversión de energía solar en electricidad en los paneles fotovoltaicos.

Primeros usos en la era de la exploración espacial

Los primeros paneles solares se desarrollaron en la década de 1950 para su uso en misiones espaciales. Su propósito inicial era proporcionar energía a satélites y naves espaciales, cuya elevada exposición solar y condiciones extremas hicieron de esta tecnología una solución energética ideal. Desde entonces se han empleado en importantes misiones, como la Estación Espacial Internacional o los vehículos exploradores de Marte, demostrando ser una fuente confiable de energía en condiciones extremas.

Más asequible que los combustibles fósiles

Gracias a los avances tecnológicos ocurridos en los últimos años, la energía solar se ha ido convirtiendo progresivamente en una de las opciones de producción de energía más económicas, llegando a superar incluso a los combustibles fósiles. Esto se ha logrado gracias a las mejoras en el proceso de fabricación de los paneles solares, el incremento de eficiencia de los mismos y su creciente demanda global. 

Alta durabilidad y vida útil

Los paneles solares son conocidos por su alta durabilidad ya que cuentan con una vida útil de entre 25 y 30 años. Durante este tiempo los paneles experimentan una ligera reducción anual de entre 0.5 y 1% en su capacidad de generación de energía, lo que significa que incluso al final de su ciclo de vida, los paneles aún pueden funcionar a alrededor del 80% de su capacidad inicial. Esta durabilidad depende de diversos factores como la calidad del panel, su instalación y su mantenimiento. Por todo ello, las instalaciones fotovoltaicas son una inversión rentable y sostenible a largo plazo para la generación de energía renovable.

Impacto ambiental positivo

La instalación de paneles solares en un hogar contribuye a reducir las emisiones de CO2 del planeta. La cantidad exacta dependerá de varios factores como el tamaño del sistema, la ubicación geográfica, la eficiencia de los paneles y la cantidad de electricidad generada por fuentes no renovables. En términos generales, se estima que una instalación solar residencial en Europa puede reducir las emisiones de CO2 en hasta 6-7 toneladas al año (más de 150 toneladas en 30 años). Esto equivale a las emisiones producidas al conducir un automóvil durante varios miles de kilómetros o a plantar varios cientos de árboles.

Amortización en cinco años

Con los costes actuales de los paneles solares y su instalación, en un país como España con tantas horas de sol al año, la amortización de los paneles suele ser alrededor de cinco años, aunque este período puede variar según las circunstancias específicas, como tarifas eléctricas y los incentivos locales. De hecho, actualmente en España existen unas ayudas muy interesantes y que mejoran con creces su amortización.

Liderazgo de China

Hoy en día China destaca como el país líder en la implementación de instalaciones fotovoltaicas. Además, es el país en donde se concentra la mayoría de la producción mundial de placas solares, ya que alberga la mayoría de las materias primas esenciales para su fabricación. De hecho, algunas de las instalaciones solares más grandes del mundo se encuentran en este país, como por ejemplo el Parque Solar Golmud, con una capacidad solar instalada de 2.8GW, gracias a sus 7 millones de paneles solares

Energía solar en la aviación

La integración de paneles solares en la aviación está en pleno desarrollo. Si bien todavía no son lo suficiente eficientes para alimentar un avión por completo, se están utilizando en aplicaciones específicas como aviones experimentales con paneles solares en sus alas que alimentan los sistemas eléctricos auxiliares, o diversos drones y UAVs que utilizan paneles para extender su tiempo de vuelo aprovechando la energía solar.

Diseños de paneles flexibles

Gracias a la continua innovación en el ámbito de la energía solar, hoy en día existen paneles solares flexibles. A diferencia de los paneles rígidos convencionales, estos son más delgados, ligeros y pueden curvarse o flexionarse para adaptarse a diversas superficies o aplicaciones específicas. Están fabricados con materiales como plásticos poliméricos, lo que les confiere flexibilidad. Son ideales para aplicaciones en las que los paneles rígidos no son prácticos, como en vehículos, embarcaciones, mochilas, dispositivos portátiles. Esta versatilidad también viene acompañada de una eficiencia ligeramente inferior a la de los paneles rígidos.

La superficie de España para cubrir las necesidades globales

Para proporcionar electricidad a todo el mundo solo con energía solar, se necesitaría una cantidad significativa de superficie cubierta con paneles solares. Estimaciones aproximadas sugieren que para abastecer las necesidades globales de electricidad podrían requerirse entre 500.000 a 1.000.000 kilómetros cuadrados de área cubierta con paneles solares. Esta superficie equivale a la superficie de todo España.

La investigación avanza en la incorporación de paneles solares en vehículos para generar electricidad de manera sostenible y reducir la dependencia de combustibles fósiles.

Conclusión

Como conclusión, los paneles solares son una fuente de energía con numerosos beneficios, y los datos mostrados en este artículo muestran cómo los paneles han evolucionado a lo largo de las últimas décadas y su potencial para transformar la generación de energía a nivel mundial.

En SolarYou te ayudamos a que puedas disfrutar de los beneficios de la energía solar sin que tengas ninguna complicación. Mantente informado sobre los avances en este campo visitando nuestro blog para obtener más información sobre energía solar.

Categorías
Sin categoría

Cómo funcionan los paneles solares y los distintos tipos que existen

En un mundo donde la transición hacia fuentes de energía sostenibles se ha vuelto esencial, la energía solar ha emergido como una de las mejores soluciones para promover la independencia energética. En el corazón de esta transformación se encuentran los paneles solares, equipos que nos permiten transformar la energía del sol en electricidad utilizable. En los últimos años, los paneles solares fotovoltaicos han demostrado su eficacia en la generación de energía libre de emisiones y renovable en todo el mundo. Estos equipos están compuestos por células fotovoltaicas, generalmente fabricadas de silicio, que absorben la radiación solar y generan una corriente eléctrica gracias a las propiedades fotoeléctricas del material. En este artículo, exploraremos en detalle los distintos tipos de paneles y analizaremos sus diferencias clave.

Funcionamiento de los paneles solares fotovoltaicos

Los paneles solares fotovoltaicos nos permiten convertir la luz solar en electricidad a través del efecto fotovoltaico producido en su superficie. Este proceso consta de varias etapas, que detallamos a continuación:

  • Absorción de la luz solar: Los paneles solares fotovoltaicos están compuestos por células fotovoltaicas, generalmente fabricadas de silicio. Estas células absorben la radiación solar, que está compuesta principalmente de partículas de luz llamadas fotones.
  • Generación de electricidad: Cuando los fotones del sol inciden sobre las células fotovoltaicas, la energía de estos fotones es absorbida por los átomos de silicio en la célula. Esta energía absorbe electrones del material y crea una separación de cargas: los electrones se liberan y comienzan a moverse de manera desordenada.
  • Creación de corriente eléctrica: La estructura interna de las células fotovoltaicas está diseñada de tal manera que los electrones liberados fluyen a través de un circuito eléctrico, generando una corriente eléctrica. Esto se debe a que las células están compuestas por capas de materiales con diferentes propiedades eléctricas, como el silicio dopado con otros elementos para crear una diferencia de carga eléctrica.
  • Captura y transporte de la electricidad: La corriente eléctrica generada en las células fotovoltaicas se captura mediante conexiones metálicas en la parte superior e inferior de los paneles solares. Estas conexiones recogen la corriente y la transportan hacia los cables de salida del panel, listos para ser utilizados o almacenados en baterías.
  • Uso de la electricidad generada: La electricidad generada por los paneles solares fotovoltaicos no puede utilizarse directamente, sino que para alimentar dispositivos y electrodomésticos en una instalación eléctrica se necesita un inversor solar, que es un dispositivo que se encarga de transformar la corriente continua (obtenida por los paneles solares) en corriente alterna (que es la necesitan los distintos sistemas eléctricos convencionales). Para saber cómo funcionan los inversores, aquí tenéis nuestro artículo sobre este mismo tema. Esta electricidad también puede ser enviada a la red eléctrica, en el caso de sistemas conectados a la red, o almacenada en baterías para su uso posterior cuando no haya sol disponible.

Tipos de paneles solares fotovoltaicos

  1. Paneles monocristalinos

Los paneles solares monocristalinos se destacan por su fabricación con silicio altamente purificado. Se parte de un bloque de silicio cilíndrico (lingotes) al que se le cortan los lados del cilindro para hacer láminas redondeadas y de alta pureza. Esta pureza del silicio permite alcanzar los niveles más altos de eficiencia disponibles en el mercado, que oscilan entre el 17% y el 23%. Estos paneles ofrecen una potencia significativa, una vida útil prolongada y un tamaño compacto, lo que los convierte en una opción ideal para aplicaciones residenciales.

  1. Paneles policristalinos

Los paneles solares policristalinos se reconocen fácilmente por tener unos tonos más azulados. Estos paneles se fabrican con silicio en estado bruto, fundiéndolo directamente sin eliminar sus impurezas, lo que reduce su costo en comparación con los monocristalinos. Sin embargo, su eficiencia es ligeramente inferior, aproximadamente del 15%. Además, los paneles policristalinos ocupan más espacio y son más sensibles a altas temperaturas, lo que los hace menos recomendables en climas cálidos.

  1. Paneles amorfos

Los paneles solares amorfos o de capa fina utilizan materiales como el silicio amorfo, el telururo de cadmio o el galio, que poseen propiedades fotovoltaicas. Se fabrican depositando en forma de vapor una película de silicio encima de una superficie de acero. Esto permite la fabricación de paneles flexibles y ligeros, y con un coste inferior. Sin embargo, su eficiencia es inferior a la de los paneles solares convencionales, rondando entre el 7% y el 10%. Estos paneles son útiles en casos en los que se requiere paneles flexibles o en zonas donde no hay mucho sol, ya que se pueden fabricar con materiales que tienen alta resistencia a los circuitos múltiples y las sombras.

Paneles solares en SolarYou

La gran mayoría de los paneles que instalamos en SolarYou son paneles monocristalinos, por su alta calidad y sus numerosas ventajas al ser instalados en instalaciones residenciales o industriales.

Además, en línea con nuestro compromiso de ofrecer a nuestros clientes la mayor calidad posible, solo trabajamos con paneles solares de categoría Tier 1. Este término «Tier 1» en el ámbito de los paneles solares se refiere a un listado elaborado por una entidad reconocida, en este caso es Bloomberg que incluye a los fabricantes más destacados en términos de prestaciones y volumen de ventas, lo que supuestamente indica cierta estabilidad financiera y garantías futuras. 

Sin embargo, nuestros técnicos especializados, te podrán resolver cualquier tipo de duda en relación a los paneles solares y resto de equipos presentes en una instalación fotovoltaica.

Categorías
Sin categoría

Qué son y cómo funcionan los inversores solares

Los inversores son uno de los elementos principales dentro de una instalación fotovoltaica. Son los responsables de hacer que el sistema funcione correctamente y que podamos aprovechar la energía que generan los paneles.

¿Qué son los inversores solares?

Un inversor solar es un componente esencial en los sistemas de energía solar fotovoltaica. Su objetivo principal es la conversión de la corriente continua (CC) generada por los paneles solares en corriente alterna (CA), permitiendo así su utilización en tu vivienda o empresa. Este componente juega un papel crucial en el aprovechamiento de la energía generada por los paneles solares.

Los inversores solares están diseñados específicamente para optimizar la conversión de energía, asegurando que la corriente continua generada por los paneles solares se transforme en una corriente alterna de calidad, estable y segura. Además de convertir la corriente, también pueden desempeñar funciones de monitorización del sistema, protección contra sobrecargas y desconexión en caso de fallos eléctricos.

¿ Cómo funcionan los inversores?

El funcionamiento de un inversor solar se divide en varias fases:

  • Captación de energía solar: Los paneles solares fotovoltaicos captan la luz solar y la convierten en electricidad en forma de corriente continua (CC). Esta corriente fluye desde los paneles solares hacia el inversor solar.
  • Conversión de corriente: El inversor solar toma la corriente continua (CC) generada por los paneles solares y la convierte en corriente alterna (CA). La corriente alterna es la forma de electricidad utilizada en la mayoría de los dispositivos y sistemas eléctricos convencionales.
  • Control y acondicionamiento: Durante el proceso de conversión, el inversor solar también realiza otras tareas importantes. Regula la tensión y la frecuencia de la corriente alterna para que sean compatibles con la red eléctrica o con los dispositivos conectados. También realiza funciones de control y protección, supervisando la calidad de la corriente y protegiendo el sistema de sobrecargas, cortocircuitos o condiciones anormales.
  • Utilización de la energía: Una vez convertida en corriente alterna, la electricidad generada por los paneles solares a través del inversor solar puede ser utilizada directamente en el hogar, empresa o cualquier otro lugar donde se necesite energía eléctrica. Los dispositivos eléctricos pueden ser alimentados por esta energía generada o, en caso de sistemas conectados a la red eléctrica, el exceso de energía puede ser inyectado en la red eléctrica para su distribución a otros consumidores.

Es importante destacar que los inversores solares modernos también suelen contar con funciones de monitorización y seguimiento del rendimiento del sistema. Pueden proporcionar información en tiempo real sobre la producción de energía, el rendimiento de los paneles solares y otros parámetros relevantes, lo que permite a los propietarios supervisar y optimizar su sistema solar cómodamente desde por ejemplo, una app en el móvil.

Por último, y no menos importante, los inversores solares de hoy en día cuentan con garantías de entre 5 y 25 años (con opciones de extensión de garantía), en función de la marca del inversor, del tipo y del modelo; siendo 12 años un estándar de mercado para los inversores más comunes en instalaciones domésticas. 

Tipos de inversores solares

Existen varios tipos de inversores solares, cada uno diseñado para adaptarse a diferentes tipos de sistemas solares y necesidades específicas. Clasificándolos en tres grandes grupos, tendríamos los inversores para instalaciones conectadas a la red, los inversores para instalaciones aisladas con batería y finalmente el modelo híbrido.

Inversores para instalaciones conectadas a la red:

Estos inversores requieren de una conexión estable a la red eléctrica. Dentro de esta categoría podríamos distinguir distintos tipos de inversores solares, siendo los más comunes:

  • Inversores de cadena única: Son los inversores más comunes y se utilizan en sistemas solares residenciales y comerciales de tamaño mediano. Estos inversores son relativamente económicos y fáciles de instalar. Están conectados en serie a una cadena de paneles solares, por lo que si un panel solar de la cadena se ve afectado por sombras o problemas de rendimiento, toda la cadena puede verse afectada.
  • Inversores de cadena con optimizadores: Estos inversores también se conectan en serie a una cadena de paneles solares, pero incorporan optimizadores de potencia en cada panel individual. Los optimizadores permiten que cada panel opere de forma independiente, lo que aumenta la eficiencia del sistema al eliminar la pérdida de energía causada por sombras o desajustes en el rendimiento de los paneles individuales. Esto hace que estos inversores sean adecuados para sistemas con sombreado parcial o paneles solares con diferentes orientaciones.
  • Microinversores: En lugar de utilizar un solo inversor para todo el sistema, los microinversores se instalan en cada panel solar individual. Cada microinversor convierte la corriente continua generada por su panel en corriente alterna, lo que permite un mayor control y optimización del rendimiento de cada panel. Los microinversores son especialmente útiles en sistemas con sombreado parcial o paneles solares con diferentes orientaciones, ya que maximizan la producción de energía de cada panel de forma independiente.

Inversores para instalaciones aisladas con batería:

Este tipo de inversores están pensados para instalaciones que están aisladas de la red eléctrica y que buscan la independencia energética. Necesitan de una batería eléctrica para poder disponer de electricidad también durante las horas en las que no haya producción.

  • Inversores aislados: estos inversores incrementan la tensión eléctrica que tiene la batería para poder hacer un uso normal en la vivienda. Incorporan sistemas de protección ante situaciones de sobretensión, exceso de temperatura, cortocircuito de salida, etc.
  • Inversor-cargador: funcionan exactamente igual que los anteriores pero incorporan un sistema de carga de apoyo que se puede conectar a la red para cargar las baterías si es necesario

Inversores híbridos :

Estos inversores son capaces de gestionar tanto la energía solar generada por los paneles solares como la energía de la red eléctrica o almacenada en baterías. Pueden alternar entre diferentes fuentes de energía según sea necesario y también pueden cargar y descargar baterías para aprovechar al máximo la energía solar. Los inversores híbridos son comunes en sistemas solares con almacenamiento de energía.

Desde SolarYou nos encargamos de analizar cuál es el tipo de inversor que mejor se ajusta a las necesidades de tu instalación.

¿Cómo seleccionar el inversor adecuado para mi instalación?

Cada tipo de inversor solar tiene sus propias ventajas y consideraciones, y la elección depende de factores como el tamaño del sistema, las condiciones de sombreado, la orientación de los paneles solares y las necesidades específicas del usuario. Algunos de los factores más importantes a tener en cuenta son los siguientes:

Potencia instalada de los paneles: la potencia de paneles solares que vayamos a instalar condicionará la potencia de salida del inversor que vamos a necesitar.

Distribución de los paneles en la vivienda: la ubicación de los paneles solares, su orientación e inclinación, y finalmente la presencia de sombras va a determinar el tipo de inversor que vamos a utilizar. Por ejemplo, en una instalación con presencia de sombras va a ser necesario explorar las opciones de inversor con optimizadores o microinversores.

Posibles ampliaciones de la instalación a futuro: si existe la posibilidad de añadir más paneles solares en un futuro, es necesario dimensionar correctamente la potencia de salida del inversor, para asegurar que dicho inversor nos puede servir y no tenemos que cambiarlo, que supondría un mayor coste.

Posible incorporación de batería a futuro: como hemos comentado en el blog, si en nuestra instalación conectada a red queremos añadir baterías eléctricas, necesitaremos de un modelo de inversor híbrido. En este caso además, la compatibilidad entre la marca del inversor y la de la batería va a ser un factor importante a tener en cuenta para seleccionar el inversor.

Eficiencia y garantías del inversor: cada modelo de inversor tiene unas garantías de producto distintas, y puede ser un factor relevante el seleccionar un inversor con las máximas garantías y con un nivel de eficiencia superior

Presupuesto: a pesar de que hoy en día la instalación de los paneles solares es sobradamente rentable, el inversor supone una parte importante de la inversión, y a mayor prestaciones mayor la inversión a realizar

En conclusión, elegir bien el inversor es fundamental para el funcionamiento de nuestra instalación fotovoltaica. El inversor es el cerebro del sistema de autoconsumo y tenemos que sacarle el máximo rendimiento.

Nuestros técnicos expertos analizarán las necesidades de la instalación para poder elegir el inversor solar más adecuado en cada caso.

Y si todavía te queda alguna cuestión por resolver, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Categorías
Sin categoría

Requisitos de cubierta para las instalaciones fotovoltaicas

La energía solar se ha convertido en una alternativa cada vez más popular para generar electricidad en viviendas y edificios de forma limpia y sostenible. En SolarYou, comprendemos que la instalación de paneles solares en los tejados es la forma más eficiente de aprovechar esta fuente de energía renovable, pero antes de embarcarse en esta emocionante transición hacia un futuro más sostenible, es importante tener en cuenta una serie de requisitos que garantizarán una instalación adecuada y segura. A lo largo de este artículo, exploraremos en detalle estos requisitos esenciales.

Estructura del tejado – Base sólida para el futuro:

 Uno de los requisitos fundamentales a considerar es la estructura del tejado. El tejado debe ser lo suficientemente sólido y resistente para soportar el peso de los paneles solares, así como las cargas adicionales de viento y nieve que puedan presentarse. Los paneles solares tienen un peso promedio de entre 20 y 25 kg, por lo que es esencial que la estructura del tejado pueda soportar esta carga de manera segura. Además, es importante verificar que la estructura del tejado esté en buen estado, sin daños o deformaciones que puedan comprometer su capacidad de soporte. En SolarYou, contamos con un equipo de expertos altamente cualificados que analizarán minuciosamente la situación de tu tejado y garantizarán una instalación segura y fiable.

Inclinación y orientación del tejado – Maximizando la eficiencia energética:

Otro requisito crucial es la inclinación y orientación del tejado. En el hemisferio norte, los paneles solares funcionan de manera óptima cuando están orientados hacia el sur. La inclinación ideal del tejado dependerá de la latitud de la ubicación, pero generalmente se recomienda una inclinación de entre 15 y 30 grados para maximizar la producción de energía. Una orientación e inclinación óptimas del tejado pueden aumentar la producción específica de cada placa solar, lo que es un aspecto relevante a la hora de dimensionar la instalación. Además, es importante destacar que existen estructuras de fijación de paneles que permiten ajustar la inclinación y la orientación de las placas según las necesidades específicas de cada tejado.

Calidad de la cubierta del tejado – Protegiendo tu inversión:

La calidad de la cubierta del tejado es otro requisito esencial a tener en cuenta. La cubierta del tejado protege el interior del edificio de los eventos climáticos, como la lluvia, la nieve y el viento. Antes de instalar los paneles solares, es crucial verificar que la cubierta esté en buen estado y no presente filtraciones o daños que puedan comprometer la integridad de los paneles solares y la seguridad del edificio. Es necesario considerar el tipo de cubierta existente antes de la instalación de los paneles solares, aunque afortunadamente, los paneles solares se pueden instalar en prácticamente cualquier tipo de cubierta, ya sean tejas, láminas metálicas u otros materiales. Sin embargo, es importante tomar las precauciones adecuadas para proteger la cubierta durante la instalación y utilizar los soportes adecuados según el tipo de cubierta utilizada.

Accesibilidad y seguridad – Prioridad para todos:

La accesibilidad y la seguridad son requisitos adicionales que no deben pasarse por alto. Es necesario asegurarse de que se pueda acceder al tejado de manera segura y conveniente para la instalación y el mantenimiento de los paneles solares. En casos en los que el tejado sea demasiado alto o inclinado, puede ser necesario utilizar sistemas de elevación y equipos de seguridad específicos para realizar la instalación de forma segura. Además, es crucial tener en cuenta la seguridad de las personas que puedan acceder al tejado en el futuro. Si el tejado no está adecuadamente protegido, puede existir un riesgo de caídas o lesiones. Por lo tanto, se deben tomar las medidas de seguridad necesarias para prevenir accidentes y garantizar la integridad de todos los involucrados. En SolarYou, trabajamos siempre con personal altamente cualificado en materia de prevención de riesgos laborales, debidamente acreditados para realizar este tipo de instalaciones.

Conclusiones – Tu camino hacia un futuro sostenible:

Cumplir con todos estos requisitos garantizará una instalación segura y exitosa de paneles solares en los tejados. Es recomendable buscar la asistencia de empresas especializadas en la instalación de paneles solares, como SolarYou. Contamos con el conocimiento y la experiencia necesarios para cumplir con todos los requisitos mencionados. Al instalar adecuadamente los paneles solares en los tejados, se podrá aprovechar al máximo la energía solar disponible, reducir el consumo de energía convencional y contribuir activamente a un futuro más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En SolarYou, estamos comprometidos a ofrecer a nuestros clientes los mejores servicios. Nos encargamos de todo el proceso relacionado con la instalación de paneles solares, proporcionando la mayor calidad posible en cada uno de los pasos del mismo. Nuestro equipo de expertos se asegurará de que tu inversión en energía solar sea un éxito desde el principio hasta el final. ¡Únete a nosotros en este emocionante viaje hacia la energía solar y un futuro más sostenible!

Categorías
Sin categoría

¿Influye el cambio horario en el rendimiento de las placas solares?

Uno de los eventos que genera mayor controversia en nuestro calendario es el cambio entre los husos horarios: el de Invierno y el de Verano. Al igual que en otras áreas de la vida, cada persona lleva dentro un experto del consumo energético para justificar su postura ante la disyuntiva de mantener un cambio horario permanente cada medio año o adherirse a uno específico. A continuación, te explicaremos su origen y cómo puede afectar a nuestra instalación de placas solares.

Breve historia del cambio horario

Pese a que existen registros de ajustes estacionales en las actividades humanas desde hace siglos, la versión más extendida nos dice que el precursor de esta idea fue el político e inventor Benjamin Franklin. Durante su etapa como embajador en Francia en 1784, cuando se levantaba a las seis de la mañana y veía el sol brillando tras la ventana, se dio cuenta que se perdían muchas horas de luz, mientras que por las tardes la gente tenía que encender muchas velas para poder seguir trabajando en la oscuridad. Franklin propuso entonces varias medidas para ahorrar energía en el diario The Journal de París, pero su propuesta nunca se tuvo en cuenta.

Casi 200 años más tarde, en el 1905, fue el constructor inglés William Willett el que publicó sus medidas de ahorro (Daylight Saving Time) inspirado durante sus paseos matutinos a caballo por Londres donde se dio cuenta de que la ciudad dormía varias horas cuando ya era de día. Proponía unas transiciones semanales algo complejas, por lo que su idea tampoco llegó a materializarse.

A pesar de no cuajar ninguna de las dos ideas, estas fueron el germen del primer cambio de hora oficial, que ocurrió durante la Primera Guerra Mundial, en 1916 Estados Unidos tomó esta medida para ahorrar combustible. El 30 de abril del mismo año, el gobierno alemán adelantó una hora sus relojes para reducir el uso de luz artificial y ahorrar también energía.

En España, a partir del año 1940 se ajustaron los relojes a la hora de Alemania, pero no sería hasta el año 1973 que el cambio se hizo oficial y prácticamente definitivo.

No obstante, puede que el cambio de hora tenga los días contados: el BOE establece el próximo año 2026 como el último en el que se llevará a cabo si la Comisión Europea aprueba la medida.

El cambio horario en la actualidad

Hasta la aparición e implantación del tendido eléctrico, las velas, la madera y el carbón, supusieron el único método de obtener calor y luz. Su coste era muy elevado, por lo que la población percibía un ahorro al tener luz natural más temprano. Ese coste se redujo enormemente con la llegada de las bombillas de filamento, pero la aparición de las bombillas de bajo consumo y LED ha hecho que ese ahorro sea prácticamente imperceptible.

Una de las grandes desventajas de la época era el desajuste horario que provocaba en la población, ya que era necesario ajustar cada reloj y dispositivo manualmente. Más adelante, con el desarrollo de los ordenadores se introdujo de la mano de Microsoft un ajuste inteligente preprogramado por países en su sistema operativo Windows 95. Aunque al principio su estabilidad no fuera óptima y no funcionaba a la perfección, sentó las bases del algoritmo que se encarga de que nuestros dispositivos sepan cuándo adelantar o retrasar la hora por sí mismos hoy en día.

En septiembre de 2018, la Comisión Europea llevó a cabo una consulta sobre el cambio horario en la que participaron 4,6 millones de ciudadanos de la Unión Europea. Algunos informes indicaban un impacto negativo en la salud y la productividad de la sociedad, y la respuesta a la consulta salió que un 84% estaba en contra del cambio horario. La propuesta recibió el visto bueno de los eurodiputados en el primer semestre de 2019. Sin embargo, desde entonces no se ha llegado a materializar.

El Brexit, la pandemia, o la guerra entre Rusia y Ucrania y otros acontecimientos que han ido sucediendo en la Unión Europea han ido posponiendo hasta hoy en día la discusión.

A lo largo de estos años, algunos estudios han podido demostrar el impacto negativo para la salud, por ejemplo con la presencia de más ataques al corazón y enfermedades digestivas en la semana posterior al cambio de hora. Lo mismo pasa con los accidentes de tráfico, que sufren pequeños repuntes en esa semana.

Impacto de estos cambios en la instalación fotovoltaica

Pero la pregunta es, ¿Afecta el cambio horario a mi instalación de placas solares? Y la respuesta es no. Las placas solares funcionan exactamente igual en ambos periodos del año, tanto en horario de verano como en horario de invierno.

Sin embargo, como ya comentamos en otros artículos, la radiación solar va fluctuando con las estaciones y con ello la producción total de energía. Por ejemplo, en verano disponemos de un promedio de 15 horas diarias de radiación solar, permitiéndonos así una mayor flexibilidad a la hora de programar los electrodomésticos que consumen más electricidad y aumentando así nuestro nivel de autoconsumo.

Lo importante para aprovechar al máximo la producción de energía de nuestras placas solares, es poder adaptar nuestro consumo a las horas de producción solar, maximizando así nuestros ahorros. La instalación de baterías eléctricas pueden ayudarnos a aumentar nuestra flexibilidad y aprovechamiento solar, en la hora del día que sea.En SolarYou contamos con profesionales que os ayudarán en todo momento a dimensionar correctamente la instalación de placas solares en función del consumo actual de la vivienda y también del potencial de consumo eléctrico a futuro. Además, facilitamos la monitorización de la instalación para lograr sacar el máximo provecho de la misma.

Categorías
Sin categoría

Qué son las baterías virtuales, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas

En artículos anteriores, hemos hablado de cómo podemos rentabilizar los excedentes de energía de nuestra instalación fotovoltaica mediante el mecanismo de compensación de excedentes. En este artículo vamos a analizar una modalidad innovadora para rentabilizar los excedentes y que nos permitirá maximizar los ahorros en la factura de la luz, pudiendo incluso llegar a conseguir una factura de electricidad a 0€. Son las llamadas baterías virtuales.

¿Qué son las baterías virtuales?

Las baterías virtuales son una solución con un enfoque innovador en comparación con las baterías eléctricas convencionales. A diferencia de estas últimas, las baterías virtuales no almacenan físicamente la electricidad generada por las placas fotovoltaicas, sino que adoptan un enfoque «virtual» para el almacenamiento. En este caso, el excedente de energía producido por los paneles solares no se almacena directamente en un dispositivo físico, sino que se vende en el mercado eléctrico, acumulando el dinero equivalente de la venta en una batería o hucha virtual.

Esta solución es muy eficaz para las viviendas en las que el consumo en horas de sol es menor que en el resto de horas, ya que permite maximizar la energía solar producida pero no utilizada, maximizando así también los ahorros en la factura de la luz. Es decir, contribuyen significativamente a optimizar los recursos de la vivienda.

Además, en comparación con las baterías eléctricas convencionales, esta solución no requiere de ningún tipo de mantenimiento técnico ni de espacio adicional en la vivienda.

¿Cómo funcionan?

Las baterías virtuales para el autoconsumo solar son una interesante alternativa a la compensación simplificada de excedentes vista anteriormente, ya que estas ofrecen una solución más completa para abaratar la factura eléctrica. A diferencia de la compensación simplificada de excedentes, esta opción permite compensar todos los conceptos presentes en la factura, no limitándose únicamente a reducir el término de energía. Además, brinda la posibilidad de descontar el importe acumulado en facturas futuras, otorgando así un mayor control sobre los costes de energía.

Uno de los aspectos más destacados de la batería virtual es su capacidad para compensar incluso el término de potencia y costes regulados, lo que puede llevar a reducir hasta el 100% del importe total de la factura eléctrica y conseguir la factura 0€. Además, los kWh no consumidos y acumulados en esta modalidad se convierten en euros que podrán ser empleados posteriormente en pagar facturas de luz subsiguientes o en otros puntos de suministro del mismo titular, como podría ser una segunda residencia.

Al momento de firmar el contrato de batería virtual, se acuerda el precio de estos excedentes, pudiendo optar por un precio fijo o por seguir las fluctuaciones del mercado. Lo más relevante es que generalmente el importe acumulado no tiene fecha de caducidad, y cuando lo hay suele ser de 12 meses, garantizando así un ahorro continuo a lo largo del año en la factura de electricidad.

¿Qué opciones de baterías virtuales existen?

Las baterías virtuales son un producto relativamente reciente en el sector del autoconsumo solar. Aun así, actualmente existen distintas soluciones de baterías virtuales en el mercado, cada una con sus condiciones particulares de contratación. Las condiciones más importantes que debemos revisar antes de contratar una batería virtual son las siguientes:

  • Precio de venta de la energía excedentaria: es el precio que pagará la comercializadora por los excedentes, o bien el precio al que se venderá al mercado. Este crédito generado será el que se vaya almacenando en € en la batería virtual
  • Límites mensuales de acumulación de crédito (en €) en la batería virtual
  • Caducidad del importe acumulado
  • Posibilidad de usar el importe acumulado en la batería virtual para puntos de suministro de luz adicionales, como por ejemplo una segunda residencia

Estas condiciones cambian constantemente en las distintas opciones de batería virtual existentes en el mercado. Por eso, desde SolarYou le asesoraremos en todo momento para que pueda maximizar los ahorros en la factura de la luz según las necesidades específicas de su consumo e instalación. Nuestros especialistas cuentan con un análisis detallado de todos los productos existentes y sus condiciones.

Conclusiones

En resumen, las baterías virtuales se perfilan como una opción altamente ventajosa para alcanzar el objetivo de reducir, e incluso llegar a pagar 0€ en la factura de la luz. Con su capacidad de acumulación virtual y su versatilidad para abarcar múltiples puntos de suministro, estas baterías ofrecen un mayor control y flexibilidad en la gestión de la energía, potenciando así el ahorro y la eficiencia energética en el hogar. Como dicho anteriormente, desde SolarYou nos encargamos de asesorar a nuestros clientes en la selección de la mejor opción de batería virtual existente y en el proceso de contratación de la misma.

Categorías
Sin categoría

¿Cuál es la orientación ideal para las placas solares en España?

Cuando se trata de obtener el máximo rendimiento de una instalación fotovoltaica, la orientación y la inclinación de las placas solares juegan un papel crucial. En este artículo, te proporcionaremos todos los conocimientos necesarios para garantizar un funcionamiento eficiente de tus paneles, permitiéndote aprovechar al máximo la energía solar disponible.

¿Cuáles son la orientación e inclinación más óptimas para las placas solares?

Lo primero que hay que saber es que la orientación e inclinación más óptimas dependen del territorio/país en el que se quieran poner placas. En concreto, el paralelo es el dato más determinante. En este artículo se toma como referencia España, pero es importante entender que en países que estén por debajo del ecuador los datos que aquí se muestran no serían válidos.

En términos generales, a la hora de instalar placas solares, la orientación ideal es la orientación sur (ángulo de azimut 180°). Con esta orientación, las placas reciben las máximas horas de irradiación solar a lo largo del día, lo que se traduce en una mayor generación de electricidad. Dicho esto, todas las demás orientaciones, excepto la orientación norte, también pueden ser rentables y eficientes, y los niveles de producción pueden llegar a ser similares.

En cuanto a la inclinación óptima de las placas solares, se recomienda un ángulo de aproximadamente 30° respecto la horizontal para lograr una eficiencia adecuada en la instalación. Esta inclinación permite capturar los rayos de luz de una forma más óptima y maximizar así la generación de energía.

Para instalaciones en tejado, la inclinación y orientación vendrán determinadas por la configuración del propio tejado, aunque existen estructuras de soporte que pueden ayudarnos a mejorar la orientación e inclinación de las propias placas.

¿Cómo determinar la orientación de tu tejado para la instalación de placas solares?

Si te encuentras en la situación de desconocer la orientación óptima de tu vivienda, no te preocupes, existen soluciones que te permitirán determinarla de manera precisa. A continuación, presentamos tres métodos muy sencillos que puedes utilizar:

1. Google Maps: Inicia sesión en Google Maps y busca tu propiedad. Una vez que la hayas localizado, utiliza la brújula virtual ubicada en la esquina inferior derecha de la pantalla. Esta herramienta te ayudará a identificar la dirección sur. Luego, compara la orientación de tu tejado con esta referencia para determinar la dirección.

2. Catastro: El catastro es un registro administrativo que recopila información sobre los bienes inmuebles. Puedes acceder a él para obtener datos precisos sobre la orientación de tu vivienda. Descarga el plano correspondiente y verifica el ángulo que forma tu tejado con respecto al norte. 

3. Consulta a profesionales: Si las opciones anteriores no te resultan suficientes, siempre puedes recurrir a profesionales del sector. Desde SolarYou contamos con profesionales que podrán analizar y asesorarte sobre la situación de tu tejado y la mejor forma de instalar las placas solares.

Mi instalación no está orientada al sur: ¿Hay algún inconveniente?

Es importante destacar que no debes preocuparte si las placas solares no están directamente orientadas hacia el sur, ya que seguirán generando una cantidad significativa de electricidad también orientadas en otras direcciones.

Si la azotea se desvía hasta 45º con respecto al sur, ya sea hacia el sureste o el suroeste, la producción anual de electricidad disminuirá solamente un 5%. Es decir, los niveles de producción generalmente se mantienen parecidos.

En el caso de paneles solares instalados en una orientación este-oeste, la instalación puede ser igualmente rentable, ya que los paneles reciben radiación solar desde temprano por la mañana hasta tarde en el día. Esto puede resultar en ahorros significativos en tu factura de electricidad.

Existen diversas opciones para minimizar el impacto de la orientación de tus placas solares:

  • Instalar los paneles en otras superficies de la casa, como el jardín o el garaje, lo cual te permitirá ajustar la orientación de manera más efectiva.
  • Modificar la inclinación de los paneles fotovoltaicos mediante estructuras para aumentar el rendimiento de la instalación de autoconsumo. Por lo general, se recomienda una inclinación óptima de alrededor de 30º si la orientación es hacia el sur. Sin embargo, si tu vivienda está orientada hacia el este u oeste, reducir la inclinación a 15º solo resultará en una pérdida del 15% en comparación con las condiciones óptimas.
  • Considerar la instalación de seguidores solares o paneles giratorios que siguen la posición del sol. Sin embargo, debes tener en cuenta que este tipo de estructuras son costosas y pesadas, y sólo resultan rentables en casos especiales.

A continuación analizamos con más detalle las distintas opciones de orientación existentes.

Rendimiento de los paneles según la orientación:

Placas solares orientadas al norte

Orientar las placas solares hacia el norte no es muy recomendable, ya que el rendimiento en estos casos es demasiado bajo para justificar la inversión. En situaciones como esta, es recomendable consultar a un profesional técnico que pueda ofrecerte opciones para solucionar este problema tras realizar un estudio de viabilidad en tu vivienda.

Placas solares orientadas al este

Si tus paneles solares se desvían hacia el este, seguirán funcionando con un rendimiento excelente. Por ejemplo, si la desviación con respecto al sur es de 45º, la disminución en la producción de energía es solamente de un 5%.

Placas solares orientadas al oeste

A falta de disponibilidad de orientación sur, la oeste es la segunda orientación más favorable en términos de producción. Los módulos orientados al oeste generan un 55% de su potencial durante el atardecer, mientras que los orientados al sur tan solo un 15% en esas horas. Esto resulta muy interesante para aquellas personas que se encuentran en sus hogares a lo largo de la tarde.

En términos generales, parecido que con la orientación sureste, si la desviación con respecto al sur es de 45 grados, la disminución en la producción de la instalación es de solamente un 5%.

Placas solares con orientación este-oeste

En el caso de las instalaciones con paneles solares orientados este-oeste, el nivel de producción es prácticamente el mismo que en una instalación orientada al sur. La única diferencia es que, en lugar de producir en gran medida durante las horas centrales del día como ocurre con los paneles orientados al sur, la producción se distribuirá a lo largo de más horas del día, lo que equilibra los niveles de producción.

Placas solares con orientación sur

Como ya hemos mencionado anteriormente, la orientación sur es la orientación más óptima para obtener un rendimiento ideal de tus paneles solares, ya que recibirán irradiación solar durante casi todas las horas de luz del día, especialmente durante las horas centrales de la jornada.

En SolarYou contamos con técnicos especializados que te asesorarán a la hora de analizar y asesorarte sobre la forma más óptima de instalar las placas solares en tu tejado.

Categorías
Sin categoría

Aprovéchate de los beneficios fiscales y subvenciones en tu instalación de placas solares

El mercado del autoconsumo solar está experimentando un crecimiento significativo en todo el mundo. Una de las principales razones detrás de este crecimiento son los incentivos gubernamentales existentes para la instalación de sistemas fotovoltaicos. En este artículo, explicaremos en detalle las ayudas disponibles en España, hasta cuándo están disponibles, su distribución geográfica y el impacto que tienen en la rentabilidad de las instalaciones solares, brindando así una visión más completa a aquellos que deseen evaluar el ahorro que el autoconsumo puede proporcionar.

En SolarYou somos expertos en la gestión de ayudas y nos ocupamos de punta a punta, estudiando cada caso particular. ¡Infórmate cuanto antes y no dejes que se pasen los plazos para poder aprovecharte de las subvenciones e incentivos fiscales!

Tipos de subvenciones

En primer lugar, es importante destacar que las ayudas más importantes para el autoconsumo en España se dividen de la siguiente forma: las deducciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF),  las subvenciones europeas de los fondos Next Generation, las bonificaciones del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras).

Deducciones en el IRPF

Comencemos con las deducciones del IRPF. Estas deducciones permiten a los propietarios de sistemas fotovoltaicos recuperar un porcentaje del monto invertido en la instalación al presentar su declaración de impuestos. Si bien la tasa de deducción puede variar, esta puede llegar hasta el 60% de la inversión total realizada

Para optar a esta bonificación, es necesario cumplir con unos requisitos sencillos establecidos por la Agencia Tributaria en función de la deducción a la que se opta (20%, 40% o 60%). Además, es importante destacar también que estas bonificaciones acaban de alargarse hasta el 31 de diciembre del 2024, lo que es una fantástica noticia para el sector.

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración (20%):

  • Vivienda habitual o vivienda arrendada o en expectativa de alquiler, siempre que en este caso, se alquile antes del 31 de diciembre de 2024.
  • Las obras de instalación deben ser completadas antes del 31 de diciembre de 2024.
  • Se requiere una reducción mínima del 7% en la suma de los indicadores de demanda de calefacción y refrigeración.
  • Esta reducción debe acreditarse mediante la comparativa de dos Certificados de Eficiencia Energética, uno previo a la instalación y otro posterior, ambos anteriores a enero de 2025.
  • La base de la deducción tiene un límite máximo anual de 5.000 euros.

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable (40%):

  • Vivienda habitual o vivienda arrendada o en expectativa de alquiler, siempre que en este caso, se alquile antes del 31 de diciembre de 2024.
  • Las obras de instalación deben ser completadas antes del 31 de diciembre de 2024.
  • Se requiere una reducción mínima del 30% en el indicador de consumo de energía primaria no renovable, o bien, conseguir una mejora en la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B».
  • El requisito anterior debe acreditarse mediante la comparativa de dos Certificados de Eficiencia Energética, uno previo a la instalación y otro posterior, ambos anteriores a enero de 2025.
  • La base de la deducción tiene un límite máximo anual de 7.500 euros.

Deducción por obras de mejora de la eficiencia energética de las viviendas 60%

  • Vivienda unifamiliar o comunidad de propietarios.
  • Las obras de instalación deben ser completadas antes del 31 de diciembre de 2024.
  • Se requiere una reducción mínima del 30% en el indicador de consumo de energía primaria no renovable, o bien, conseguir una mejora en la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B».
  • El requisito anterior debe acreditarse mediante la comparativa de dos Certificados de Eficiencia Energética, uno previo a la instalación y otro posterior, ambos anteriores a enero de 2025.
  • La base de la deducción tiene un límite máximo anual de 5.000 euros. Las cantidades satisfechas no deducidas por exceder de la base máxima anual de deducción podrán deducirse, con el mismo límite, en los cuatro ejercicios siguientes, sin que en ningún caso la base acumulada de la deducción pueda exceder de 15.000 euros.

Ayudas europeas (Fondos Next Gen)

A continuación, están las ayudas europeas Next Generation, que son subvenciones  que provienen de la Unión Europea y que gestionan las autoridades competentes de cada país miembro. En el caso de España, esta gestión está traspasada a las comunidades autónomas.

El objetivo de estas ayudas es promover la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles. La forma de asignar las subvenciones es por orden de presentación de solicitudes,  hasta agotar los fondos asignados.

Estos fondos se dividen en dos: ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas y ayudas para la instalación de baterías eléctricasEn el caso de instalaciones con una potencia pico menor a 10 kWp, los importes de las ayudas son de 600 € por cada kWp de potencia instalada en paneles solares, y 490 € por cada kWh de almacenamiento de baterías eléctricas instalado. Para instalaciones de mayor tamaño, las ayudas oscilan entre 450 € y 300 € por kWp.

Bonificaciones en el IBI y el ICIO

Finalmente hablamos de las bonificaciones del IBI y del ICIO. Estas ayudas son aprobadas por los ayuntamientos y varían en términos de porcentaje y duración según el municipio en el que nos encontremos. En algunos casos, las bonificaciones del IBI pueden alcanzar hasta el 50% del impuesto durante varios años consecutivos, lo que representa un incentivo considerable para los propietarios de vivienda que se estén planteando instalar placas fotovoltaicas. Por otro lado, la bonificación del ICIO puede llegar hasta el 95%, lo que contribuye aún más a reducir los costes de la instalación.

Es importante tener en cuenta que las bonificaciones del IBI y del ICIO están sujetas a las aprobaciones periódicas de presupuestos y ordenanzas municipales, y que varían en función del municipio y comunidad autónoma en la que se encuentre la instalación. Estos beneficios fiscales se aplican únicamente a las residencias y no se extienden a los inmuebles de uso industrial o comercial.

El impacto de estas bonificaciones en la rentabilidad de las instalaciones es significativo. Por ejemplo, en el caso de una instalación en el norte del país, una bonificación del 50% durante 5 años puede reducir el período simple de retorno de la inversión a menos de 4 años. Mientras que en una ubicación en el sur, la misma bonificación podría reducir ese período a solo 2 años, gracias a la mayor producción anual de energía solar en esa región.

Conclusiones

En resumen, las subvenciones y beneficios fiscales disponibles para el autoconsumo solar desempeñan un papel fundamental en el fomento de la adopción de energía fotovoltaica en este país. Estas medidas contribuyen significativamente a la rentabilidad de las instalaciones solares, al reducir los costos iniciales y acelerar el período de retorno de la inversión.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las subvenciones están sujetas a cambios y variaciones según la ubicación geográfica, por lo que es esencial informarse sobre las regulaciones específicas de cada comunidad autónoma y municipio para aprovechar al máximo estas oportunidades de ahorro.

Desde SolarYou, animamos a aprovechar estas bonificaciones lo antes posible, para asegurar que se pueda optar a ellas. Además, instalando las placas con SolarYou, nos encargamos de todas las gestiones necesarias para conseguir dichas ayudas, sin necesidad de que el cliente tenga que hacer nada al respecto.